Contacto | Inicio
Martes, 13 de Noviembre de 2018

María de la Paz Elizalde y su fascinación por la química

Primera académica de ciencia en crear un laboratorio y una patente que requirió mucho esfuerzo

11 de Julio de 2018 11:40 am
print
  1  

Puebla, Pue.-  El laboratorio es el otro mundo de la doctora María de la Paz Elizalde González. Ella experimenta, crea, comprueba, revisa, corrige, observa con paciencia y también vive con certeza las ciencias químicas. Sus logros y los de sus estudiantes son motivo de alegría, a veces de celebración y aplauso. Desde el Laboratorio de Adsorción y Cromatografía, la doctora María de la Paz comparte su conocimiento, lo mismo en un salón de clases, que en un artículo apegado a todo el rigor científico.


Su trayectoria como académica e investigadora se ve reflejada en seis patentes registradas en países como México, Estados Unidos, Alemania y España, así como en más de 85 artículos publicados en revistas indizadas.


María de la Paz Elizalde, miembro nivel III del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), fue la primera académica en el área de Ciencias Químicas de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) en impartir cátedra con el grado de doctora, el cual obtuvo a la edad de 27 años por la Universidad Estatal MV Lomonósov de Moscú.


Con una amplia experiencia como científica, la doctora María de la Paz tiene mucho que contar; sin embargo, puede mostrarse renuente a las entrevistas, aunque asegura que no es por egoísmo, solo que prefiere contar sus experiencias a través de un contacto directo. No obstante, accede, para la Agencia Informativa Conacyt, a platicar sobre su trayectoria y su vida.


Como en una tienda de juguetes


La primera vez que la doctora María de la Paz Elizalde entró a un laboratorio de química estudiaba la secundaria. Fue como estar en una juguetería: los matraces, las probetas, los tubos de ensayo, los condensadores para destilación y los embudos despertaron su fascinación e incrementaron su curiosidad innata, enfocándola desde entonces en lo que sería una decisión de vida: el estudio de las ciencias químicas, en especial el desarrollo de nuevos materiales adsorbentes e híbridos para fotocatálisis.


“La inquietud la traía desde pequeña, siempre quise encontrar respuestas y aprender más, me emocionaban los experimentos de ciencias naturales en la escuela e incluso recuerdo que desde niña mezclaba cremas y talcos con alcohol o agua para observar diferencias”.


Ahora, años después, ese ambiente se recrea en su propio espacio de trabajo. En la entrada, lo primero que destaca del lado izquierdo son los gabinetes llenos de cristalería y material de laboratorio. Los equipos para hacer mediciones, análisis y experimentos están funcionando y de una de las paredes cuelga una enorme tabla periódica de Dmitri Ivánovich Mendeléyev, impresa en Rusia, la cual evoca a uno de los más célebres químicos de la historia. Del otro lado, una mesa de trabajo para los estudiantes y, atrás de ellos, el cubículo de la doctora María de la Paz Elizalde González, siempre con la puerta abierta.


“Te puedo decir que me alegro con cada cosa que sucede en el laboratorio. Por lo general llego temprano y al comenzar la jornada laboral me gusta ver llegar a los estudiantes, su frescura, su juventud, su prisa por empezar los experimentos, eso ya me hace feliz. Gozo viéndolos experimentar y durante el día los acompaño en su desempeño, sus cálculos, los escucho siempre. Pocas veces mi puerta se cierra para indicar que tengo la necesidad de alta concentración”.


Las satisfacciones


Su familia, los resultados experimentales en el laboratorio, sus patentes, son algunas de las cosas que más causan satisfacción a la doctora María de la Paz Elizalde. No obstante, al cuestionarla sobre lo más importante, sus resultados científicos pasan a segundo plano ante la complacencia que le genera formar a nuevas generaciones de investigadores.


“Lo que más me gusta es ayudar a otras personas a conocer las experiencias y satisfacciones que brinda la ciencia. Me refiero a los egresados del laboratorio, que ya son muchos en 35 años, y que tienen una calidad indiscutible, que es lo que más importa. Los doctores que he formado son miembros del Sistema Nacional de Investigadores, dos trabajan en Europa. Me complace saber que están preparados y que podrán vivir mejor, porque la mejor herramienta es la educación. En cuanto a los resultados experimentales de mi grupo, también los gozo. Su presentación e interpretación física, como figuras o gráficas, provocan caricias al recordar todo el trabajo que hay detrás y muchas veces embelesan porque son casi tan bellas como una obra de arte”.


Las líneas de investigación del laboratorio creado por la doctora María de la Paz en 1982 han crecido, se han consolidado y diversificado gracias al financiamiento institucional y externo, nacional e internacional y a sus proyectos de investigación a lo largo de los años. Así, los estudiantes han dispuesto invariablemente de todos los recursos para su investigación de tesis aquí y en los laboratorios partner de los proyectos internacionales.


La infraestructura cromatográfica actual de este laboratorio es de última generación, permite investigación de largo alcance en el campo de compuestos con actividad biológica como micotoxinas, fitofármacos, compuestos poliaromáticos, arsénico, fluoruros, metales pesados, colorantes textiles, feromonas, complejos de gadolinio y contaminantes emergentes en su interacción con zeolitas, sílica, titania, carbón, residuos agrícolas y materiales híbridos que son preparados y caracterizados para aplicaciones fisicoquímicas en tecnología ambiental.


Entre las patentes que obtuvo la científica, la obtención de un absorbente a partir del residuo de hueso de aguacate con la capacidad de eliminar simultáneamente contaminantes tanto orgánicos como inorgánicos, ha sido la que más orgullo le generó, pero también la más difícil de registrar en el extranjero.


“Lograr esa patente representó mucho esfuerzo. Fue objetada en la primera acción oficial, se contestó y el examinador siguió negándola argumentando que carbonizando llantas se podía llegar al mismo resultado que el propuesto por mí. Tuve que realizar personalmente más experimentos para reportárselos y demostrar resultados diferentes. La Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos (USPTO, por sus siglas en inglés) volvió a refutar y entonces tuve que hacer una declaración muy especializada del Código de los Estados Unidos para el registro definitivo de la patente. La concesión generó gastos y muchas gestiones en el plano administrativo, fue muy desgastante. Sin embargo, a pesar de la espinosa y finalmente exitosa experiencia, es la que más satisfacción me ha causado en el plano de las patentes”.


Califica este artículo
Clificación 0
No hay votos
Conacyt Agencia Informativa
Los comentarios aquí vertidos son responsabilidad de su autor y no reflejan el punto de vista de Puebla Noticias.
Comentarios
Ver más fotogalerías
 
Mantente informado
Suscríbase y este informado de los últimos
acontecimientos en Puebla
Email:
deportes1
Presentan Art Fest en Puebla cultura
Muere Stan Lee, la leyenda de entretenimiento

 

Entretenimiento
Cartelera
Eventos
 
Metrópoli        Deportes        Cultura        Entretenimiento        Izúcar de Matamoros        Acatlán de Osorio        Tehuacán        Teziutlán        Zacatlán        Huauchinango        Libres
Términos y Condiciones | Políticas de Privacidad
Copyright © 2018 Puebla Noticias.
Todos los derechos reservados.